Donnerstag, 29. November 2018

Las ligas más emocionantes y más aburridas de Europa.

Año tras año, equipos como el Paris Saint-Germain, la Juventus de Turín o el Red Bull de Salzburgo se sitúan ya desde el principio de temporada en una posición casi inalcanzable de cara a conseguir de manera clara el título de liga. Sin embargo, Francia, Italia y Austria no son, ni mucho menos, los únicos países en los que el campeón se puede casi predecir.

Constituyó uno de los mayores escándalos del fútbol europeo de clubes y, doce años después, ha sido casi olvidado: en el 2006, la Juventus de Turín, poseedora de todo título cuanto hay, tuvo que replegarse sancionada a la segunda división, después de constatarse que funcionarios del club habían estado envueltos en intentos de fraude a gran escala

Además de ello, a la Juve se le retiraron a posteriori los dos títulos de liga ganados en las temporadas anteriores. Sin embargo, tras el regreso a la máxima categoría, hubieron de pasar cuatro años para que los bianconeri volvieran a encontrar el poderío de otros tiempos. Desde aquello, la Juve ha ganado 7 títulos de liga seguidos. Una serie que, en las primeras divisiones de las ligas europeas, sólo un equipo ha logrado superar. Se trata del equipo bierruso del BATE Borisov, que ha venido ganando el título de liga desde el año 2007 de manera ininterrumpida.

Las ligas más emocionantes y más aburridas de Europa.

PSG tuvo que empezar desde cero

Podría parecer lo contrario, pero lo cierto es que, desde que se hizo cargo de él un grupo de inversiones catarí, el París Saint-Germain - desde el año 2011, número uno indiscutible de Francia - no pertenece actualmente a ese grupo de los equipos europeos que han ganado el título de liga de manera repetida. En el 2017 el AS Mónaco se le interpuso al club de la capital en su carrera por el título; sin embargo, desde entonces ya no es un competidor serio para el PSG. Hasta que otros equipos de máximo nivel, como el Olympique de Marsella, el Olympique de Lyon o el Niza no reciban unas inyecciones económicas parecidas a las de los parisinos, el dominio de estos seguirá creciendo de manera casi imparable. De este modo, parece que el único desafío en la Liga para los Mbappé y Co. estaría en romper sus propios records.

Pero la cosa puede ser todavía aún más unilateral: en Gibraltar, actualmente en el puesto 51° según la valoración que la UEFA realiza cada 5 años, el Lincoln Red Imps FC consiguió hacerse 14 veces con el título de campeón en los últimos 15 años. Y también en Moldavia, Croacia y Grecia un único equipo es el que ha dominado a voluntad desde hace años el campeonato nacional.

En ese mismo periodo de tiempo, el Red Bull Salzburg consigue, al menos, nueve títulos. Sin embargo, el alumno aventajano del actual fútbol austriaco tuvo que conformarse en el 2013 con la segunda plaza, pareciendo también inalcanzable en los próximos años. 

Duelo en España y Escocia

Considerando esas últimas 15 temporadas, se comprueba que, en las cinco mejores ligas, son siempre los mismos equipos los que, año tras año, se disputan el título. En ese periodo de tiempo ha habido en Francia siete campeones diferentes. Una tendencia que, no obstante, se ha visto alterada por el dominio ejercido por parte del París Saint-Germain. Por el contrario, con el tiempo, la Premier League inglesa ha podido consolidarse como la liga más variada y más emocionante de todas. A ello ha contribuido en los pasados años el Manchester City, que ha sido “el no va más”, además del Liverpool, Liverpool, Tottenham, Arsenal, Chelsea y Manchester United, cinco equipos que han sido capaces de hacerse con el título.

En Escocia es totalmente diferente: en los últimos 15 años la Scottish Premiership ha producido de una vez dos campeones diferentes: el campeón de los records, el Glasgow Rangers, y el actual campeón con más victorias consecutivas, el Celtic de Glasgow. Pero el eterno duelo se remonta a mucho más tiempo atrás. La última vez que el título no fue para ninguno de los dos archirrivales, en 1985, éste fue a parar al FC Aberdeen.

De manera casi idéntica, es decir, entre dos equipos, es como se reparte la lucha por el título en España. En el 2004 el FC Valencia ganó el título de la Primera División y en el 2014 el Atlético de Madrid fue el que dio la sorpresa. Por lo demás, los títulos se los repartieron entre el Real Madrid (4) y el FC Barcelona (9). Por otra parte, en Irlanda la situación es mucho más cambiante: en la liga nacional ha habido en los últimos 15 años nueve campeones diferentes. El equipo que ha cosechado más éxitos en los últimos años, el Dundalk FC está, sin embargo, en el camino correcto para convertirse en la nueva fuerza dominante de la isla verde.